Txaro Tomasena, a sus 77 años, se ha convertido en la mujer más longeva en cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar.
Tardó 6 horas y 23 minutos en recorrer los 16,1 kilómetros entre Tarifa y Marruecos. ¿Cómo ha sido esto posible?
Para poder llevar a cabo esta proeza, ha tenido que realizar un gran volumen de entrenamiento ya que, conforme pasan los años necesitamos entrenar más para conseguir los mismos resultados.
Tan elevado ha sido su volumen de entrenamiento que ha conseguido un consumo de oxígeno de un 173% del previsto para su edad, estatura, peso y sexo.
Con su entrenamiento ha conseguido «colocar» su umbral aeróbico en casi el 70% de su consumo máximo, cifras que son habituales en deportistas de muy alto nivel de resistencia y puede llegar a intensidades moderadamente altas consumiendo grasa, lo cual es fundamental para realizar ejercicio más de 2-3 horas.
Analizando todos los datos obtenidos en la prueba de esfuerzo realizada en ammma Donostia, sabemos que su fitness es el equivalente al de una persona en forma de 55 años.
Todo esto no hubiera sido posible sin una correcta planificación de los entrenamientos e intensidades de trabajo.
Un verdadero ejemplo de disciplina y superación

reconocimiento médico<br />
Donostia
Reconocimiento médico<br />
Donostia
Reconocimiento médico<br />
Donostia

¿Te gustaría realizar una prueba de esfuerzo?

11 + 4 =

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *