Medicina Regenerativa. PRP y Monocitos.
Actualidad
21 de Abr, 2021

Medicina Regenerativa. PRP y Monocitos.

La artrosis, los trastornos músculo-tendinosos y las discopatías se encuentran entre las causas más importantes de dolor y discapacidad.

Los tratamientos regenerativos buscan utilizar los propios mecanismos de cicatrización y reparación del paciente acelerando la curación de lesiones de tendones y cartílago.

Factores de crecimiento

También conocidos como plasma rico en plaquetas (PRP), se obtienen de la propia sangre del paciente. El tratamiento con factores de crecimiento, tras lesiones musculares, articulares o tendinosas, tiene por un lado un efecto antiinflamatorio, que supone una disminución del dolor en el paciente, y por otro un efecto regenerador.

Monocitos

Sistema desarrollado a partir de la tecnología más avanzada que permite la obtención de monocitos autólogos separándolos del resto de componentes sanguíneos. Los monocitos son un tipo de glóbulo blanco que se produce en la médula ósea y viaja a través de la sangre. Su actividad regenerativa es importante para facilitar la curación y reparación.

Beneficios

 

Procedimiento

El procedimiento implica una infiltración selectiva de la sangre del paciente que aprovecha los monocitos o factores de crecimiento y sus propiedades reparadoras para lesiones deportivas y daños en los tejidos blandos.

Los tratamientos de medicina regenerativa carecen de efectos secundarios, reduciendo el riesgo de infecciones. Su obtención es indolora y totalmente natural y posibilitan una vuelta a la actividad normal más rápida puesto que no es necesaria la hospitalización del paciente. Permitiendo, en su caso, comenzar antes con los protocolos de fisioterapia y rehabilitación.