Actualidad
28 de May, 2020

ammma publica en la revista La Bretxa un nuevo artículo sobre el movimiento como eje de nuestra salud

Mikel Aramendi, fisioterapeuta y osteópata de nuestro equipo, publica un artículo en la revista La Bretxa sobre el movimiento como elemento base de la salud.

El sedentarismo, uno de los grandes males de nuestra época, no beneficia nuestro cuerpo. El artículo cpmpleto a continuación.

Biológicamente nuestro cuerpo está diseñado para moverse. Todos los sistemas y organismos del cuerpo están relacionados entre sí y necesitan del movimiento para que trabajen de manera óptima. ¿Sabias que una célula que no se mueve, se muere? El movimiento nos permite mantenernos vivos.

De ahí la frase el movimiento es vida.  Su importancia proviene desde hace millones de años ya que nuestros antepasados necesitaron del movimiento, correr, nadar, saltar, lanzar, trepar… para su supervivencia. Estas acciones permitieron la evolución humana. 

Cuando el ser humano pasa de ser un animal que camina a cuatro patas a la bipedestación, gana muchas cualidades para la supervivencia pero hipoteca partes de su cuerpo, haciéndolas más vulnerables a lesionarse por la acción de la gravedad.

Esta evolución natural se ha visto frenada por el sedentarismo de la vida actual. El ser humano se ha acomodado y, por consiguiente, su evolución se ha estancado. La tecnología y los hábitos de vida actuales hacen que llevemos una vida cada vez más sedentaria y nuestro cuerpo sufre con la falta de movimiento. Esto ha acarreado consecuencias nocivas para nuestro organismo, como por ejemplo, los dolores de espalda, que son la primera causa de baja laboral en el mundo occidental.

Si nos paramos a analizar nuestro cuerpo, entenderemos que no estamos preparados para mantenernos quietos. No movernos es algo antinatural.

Un ejemplo claro de todo esto es que el cuerpo humano es 75% agua.  Si analizamos como se comporta el agua en la naturaleza, en los ríos o en el mar… veremos que siempre está en constante movimiento. Y si por algún casual se para, ese agua se estanca, se pudre…. Es  algo similar a lo que ocurre en nuestro cuerpo. Enfermamos.

Por eso es tan importante mover el cuerpo, ya sea andar, correr, nadar, bailar… Si no nos movemos, nuestro cuerpo se anquilosa.

El movimiento es imprescindible para gozar de una buena salud: cura y previene. El movimiento es vida.